Yasmín Esquivel, la candidata favorita que le miente al Senado

0
5

[AGENCIAS]

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La magistrada Yasmín Esquivel Mossa le mintió al Senado de la República en su comparecencia como candidata a ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El martes 5 le repitió a los senadores lo que había declarado a Proceso el viernes anterior: que fue ajena a cualquier conflicto de interés en un juicio que el Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México, que ella preside, resolvió a favor de su esposo, el empresario constructor José María Rioboó.
Documentos oficiales y de la propia firma obtenidos por este semanario demuestran lo contrario. Grupo Rioboó participó en la obra hidráulica de la Supervía Poniente, autorizada por el entonces gobierno del Distrito Federal (GDF), en ese momento a cargo de Marcelo Ebrard, actual titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).
Además, la organización no gubernamental Greenpeace y varios vecinos del sur de la capital, quienes desde el primer momento impugnaron la obra ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal (ahora Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México), le pidieron oficialmente a la magistrada que se abstuviera de participar en el juicio, por ser esposa del presidente de una de las empresas implicadas en la obra.
El 4 de abril de 2012, cuando la Supervía ya estaba en construcción –pese a que el Tribunal Administrativo había declarado, en primera instancia, la invalidez de la manifestación de impacto ambiental–, Grupo Rioboó gestionó el visto bueno del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) para las obras hidráulicas en las que estaba participando, en el proyecto de unir al sur con el poniente de la capital. Más aún, dejó en claro que personal del gobierno capitalino había ayudado a las maniobras técnicas de la empresa.

Loading Facebook Comments ...