Urgen nuevas políticas de transporte y movilidad

0
69

El tema del transporte público, es y seguirá siendo un dolor de cabeza para el gobierno del estado, si este no es capaz de meter mano y poner un orden tajante ante el incremento del pirataje y los chantajes de sus líderes.
Dato curioso es que estos líderes, son los mismos que durante años se han venido beneficiando con el otorgamiento de concesiones, condición que ha propiciado una excesiva presencia de parque vehicular que genera caos, contaminación, conflictos políticos y lo peor, un pésimo servicio a los usuarios.
La Secretaría de Transporte, hoy también de Movilidad, se ha visto rebasada por las presiones políticas de los transportistas, pues detrás de estos, se encuentran intereses económicos que ven inconveniente en la disminución concesiones y permisos provisionales. Empero, no hay una razón más allá, que presente argumentos de peso por lo cual no se ha podido, o querido dar en el clavo, que permita transitar hacia un servicio con la calidad y dignidad que el usuario requiere.
Hoy más que nunca tiene sentido discutir el tema de la movilidad, incentivar el mejoramiento de sistema de transporte público y minimizar la congestión de las principales vialidades, al menos en Tuxtla Gutiérrez, se requiere una intervención urgente de la autoridad pues los niveles de contaminación crecen día a día, así como los niveles de estrés entre la población, provocando con esto, el deterioro en nuestra calidad de vida.
Se dice que no existe una solución simple para incrementar la movilidad urbana, pues las soluciones, deberán tener una visión incluyente para responder tanto a las necesidades de las personas, de la economía y del medio ambiente.
Necesitamos mejorar la conectividad entre distintos modos de transporte, promover la calidad como ley en los medios colectivos y terminar de una vez por todas con el círculo vicioso entre líderes transportistas y autoridades.
No se equivocan quienes aseguran que el mejor termómetro para saber que las cosas se están haciendo bien en el tema de transporte público, será el día que nuestros gobernantes dejen sus coches para moverse en el servicio que deberían prestar con calidad.
Hace unos años un ex diputado local y también ex secretario general de Gobierno presumía viajar en colectivo rumbo a las sesiones del Congreso. De nada sirvió a los tuxtlecos que dicho político se subiera a las unidades, escoltado por camionetas y guaruras, pues ni siquiera fue capaz de abordar el tema en la tribuna e impulsar una reforma a la ley de transporte del estado.
A sabiendas que la movilidad de la población es un gran reto para los gobiernos y las instituciones, bueno sería por comenzar por asumir el tema con toda responsabilidad y cumplir con las tareas que a cada uno le tocan.

Loading Facebook Comments ...