Ser funcionario ya no es negocio/José Miguel Calderón

0
55

Bueno, con lo que está pasando da la impresión que secretarios, directores, etc. Dejan la chamba sin pensarlo mucho, porque, como que con este gobierno austero ya no es necesario servirle a la patria y no ver que crezcan las cuentas bancarias, las propiedades, los bienes pues.
No descarte usted pues más renuncias en el gobierno federal.
Aquí en Chiapas, desde la del Lic. Molina Farro, de alto nivel, no se ha presentado otra, pero podría ser que algunos funcionarios tiren la toalla, porque ya no es como antes que se decía: la carga es mucha pero el flete es bueno.
Pero, no se espanten, como decía aquel: ni me asusto ni me rajo: ya que Mr. Trump ha recibido como una docena de renuncias y el mundo sigue su marcha.
Desde luego que nadie es indispensable y cualquier funcionario puede ser reemplazado.
Sabemos que todo el tiempo no eran los tantos miles la atracción, para nada, eran los diezmos, que fueron subiendo en los gobiernos de Sabines y Velasco al treintezmo y luego, como dicen los gringos half and half.
Recuerden que por décadas se dijo: pónganme donde hay, el sueldo no me importa.
Es difícil cambiar esa mentalidad, de ahí que Peña Nieto prefirió aceptar y hasta justificar las transas diciendo que la idiosincrasia del mexicano no puede cambiar.
Quién sabe cómo trabajan los funcionarios del imperio azteca, pero con la llegada de los españoles, vino el mestizaje y nació ese cabrón jijo, que despierta, que amanece pues, pensando a quién va a chingar.
Con esta transformación se están encontrando a muchos maestros, doctores, abogados, etc. Que pueden trabajar en dos partes, a la misma hora, tal vez manejan la ubicuidad de maravilla y pueden dobletear dos chambas.
Muchas cosas se irán descubriendo, muchas también se irán componiendo, no tan fácilmente, pero la presión de los desempleados y hambrientos crece y, para acabarla de joder, ahí tiene usted a miles de inmigrantes que asaltan y hasta matan.
Da la impresión de que la situación empeora. Vean lo que dijo Salinas, en esa serie de Netflix que está pasando, refiriéndose a los líderes reformadores y lo que decía Maquiavelo. El beneficio, a los jodidos no llega pronto, pero a los que se le quita lo que robaron es casi inmediato.
Con el caso Lozoya, vamos a ver como se irá presentando y si le pueden quitar algo de lo robado. De que va a perder algo, sí, los milloncitos que se llevará el paisano Javier Coello Trejo defendiéndolo.
Ni modos, en esta vida no todo es ganancia.
Entró ya Junio y creo que tiene que darse un acelerón. La plebe, la canalla, desde el graderío del coliseo grita y le pide al emperador que, con una señal de su mano derecha, el gladiador use la espada.

Loading Facebook Comments ...