opinion en pendulo de chiapas

Que más pué…

Al cumplirse el segundo año de gobierno de Rutilio Escandón Cadenas, tendría que aplaudirse y hasta considerarlo excepcional. No es hacer apología a su persona, sino por la consistencia que tiene al seguir adelante en un estado totalmente fracturado, confundido y en una condición vergonzosa.
Es una de las entidades que presenta hospitales inaugurados que nunca existieron, aeropuertos internacionales sin vuelo alguno, escuelas donde no hay población.
Tiene un senador del PRD que fue jefe de gobierno de la Ciudad de México, políticos que están afiliados a tres partidos políticos y con presidentes municipales que no saben qué hacer en una entidad donde la migración es un asunto de vida y la violencia del crimen organizado asola al territorio chiapaneco.
Sin duda, Escandón Cadenas, tiene que hacer maravillas para que el turrón de Chiapas no termine por desmoronarse. Aceptar una entidad en estas condiciones es digno de reconocer el valor y quizá hasta amor por esta tierra. Manuel Velasco no dejó nada, solo dejó deudas incalculables.
A pesar de ello, el gobierno de Escandón está entregando apoyos al campo, educación, salud, cultura, deporte, ecología, pesca e indigenismo; incluso a la atención de migrantes.

Sería bueno saber cómo lo está haciendo, otro en su lugar, hubiera tirado la toalla de inmediato. Es cierto que las movilizaciones siguen. Además, llegan las lluvias y colocan a 59 municipios en alto riesgo, y ahí están las fuerzas armadas trabajando con el gobierno, para ayudar.
Esto es peor que la final del Cruz Azul y América, presiona la ONU, UNESCO, el gobierno federal, organizaciones sociales y campesinas, el EZLN, todos quieren sacar raja y llevarse lo mejor del pastel, un pastel que ya no existe, que se acabó en el gobierno pasado.
En dos años, Rutilio Escandón ha sacado a flote, pero no lo ha liberado, porque es casi imposible hacerlo ante tanto problema. Tiene buenos asesores y mejor aún, tiene ganas de trabajar, pero mientras haya un pueblo decidido a no aceptar los cambios, entonces poco será el avance.
Faltan 4 años de gobierno, que tendrán que ser decisivos para los avances, pero también para hacer otro modelo posible, para crear educación y como consecuencia una nueva cultura en los chiapanecos, donde la mentalidad no sea la misma, donde cada uno bajo su propio criterio vea que tenemos que pelear juntos por un futuro real y mejor, Chiapas no requiere de un gobierno solamente de obras, sino de cambio social.
Cuando la sociedad cambie, entonces el gobierno lo hará; pero primero el pueblo, porque del pueblo emanan sus gobernantes; no están al margen, es de ahí del seno social donde nace todo. Solo con una educación real y concreta, se logrará tener una nueva cultura de respeto, atención, mesura, derechos humanos, valores, simplemente todo.

+ALIANZA DE FACTO

Las negociaciones al interior del PRI Chiapas van cristalizándose poco a poco. Hoy la regidora Adriana Guillén ha mejorado su posición en la búsqueda de una candidatura, se descarta como aspirante a la presidencia de Tuxtla, pero sube a una diputación local, gracias a que su esposo Rubén Zuarth es el actual presidente del tricolor.
Para ellos esto no sólo amor o un trabajo que permite ir escalando en la carrera política, sin embargo también es una burla y violencia política a mujeres que tienen la capacidad de asumir el cargo, es una “Juanita” y estará accionando, en caso de llegar, a favor de Rubén, pero no de las mujeres.
Es de mencionar que su llegada a la plurinominal es un primer acuerdo que se tiene, dejando al margen a quienes han tenido la experiencia y deberían llegar por el solo hecho de ser forjadoras de un priismo no solo de Tuxtla Gutiérrez, sino de muchos municipios.
El pleito real empezó y ahora no quieren dejar pasar a Alma Rosa Simán como aspirante a la presidencia de la capital, tampoco quieren a una mujer, quieren que sea un hombre, el cual ellos ya está trabajando de manera interna, pero no será hasta enero cuando den a conocer su nombre.
Manuel Sobrino es uno de los que están buscando la presidencia y vaya que sería uno de los que capitalizará un buen número de votos, quizá de los más idóneos, pero no lo van a dejar pasar, al grado que le quieren quitar Movimiento Territorial, para bajarlo y decirle gracias; así es el PRI.
El exdiputado y funcionario de gobierno, Carlos Penagos Vargas, insiste en que va a regresar a ocupar un cargo popular, ya está dentro asegura; pero no hay que olvidar que ahora los expedientes sobre feminicidios están abiertos, el caso de su extrabajadora pudiera dar un vuelco y caminar a otros lados inimaginables, más lo descubierto en otros lados.

El PRI no estará con ellos ni el PVEM porque éstos ya tienen candidatos y no aparecen los de siempre, que decir en el caso de los otros partidos, que sólo se sumarán a lo que ya está estipulado, sólo para mantener vigencia y conseguir las prerrogativas.
Pero hay más, la mayoría de quienes ocupen los cargos de elección popular, serán mujeres porque así marca la paridad de género; en caso de no hacerlo, cualquier partido político estaría presto a recibir una multa del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana, aunque resultó ser muy blando y estar perdonando todas las violaciones.
Las elecciones del año 2021 ya tienen quizá un 70 por ciento de plurinominales, un 40 por ciento de palomeados a las presidencias municipales, ahora habrá que ver de qué partido político son y de que municipios, aunque no está demás citar el hecho de que serán los más importantes en número de votos.
En síntesis, otros como el PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, PT, PES, así como Mover a Chiapas y Chiapas Unido, más los nuevos, solo estarán ahí, esperando a ver que logran, dejando en claro que democracia, solo es una expresión utópica que envuelve a su sociedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here