Quién es Quién/De corruptos e impunidad/Noé Farrera Morales

0
130
¿Qué significa combatir la impunidad? Me hago esta pregunta, porque siempre he sido partidario del Estado de Derecho. Hace varios años, me tocó vivir en carne propia la persecución de un gobernador que hoy se refugia en el discurso conservacionista. En el pasado fue un tipo cuya ambición le llevó a cometer los más peores ataques homofóbicos, y todo, para que su verdadera personalidad no fuera revelada a la sociedad.

Por esto, por la impunidad de la que José Patrocinio Gómez Garrido gozó, entiendo impunidad.
Luego vinieron otros más. La Bruja Robledo, Ruiz Ferro y Albores Guillén. Soy testigo fiel de la historia. Un periodista sin memoria no es nada.
Todos, mantenían una especie de ritual entre el autoritarismo y la negación. Luego, vino el fin de esa tradición y llegó la soberbia. Era lo mismo, solo que ahora más mesiánica, era como una forma de imponer poder, autoridad. Una autoridad ilegítima, y sin embargo, resistimos.
A Pablo Salazar no se le juzgó por sus verdaderos delitos, sino por acusaciones de las cuales sabía era posible purgar sin mayor problema. Una indemnización millonaria y la muerte de más de treinta bebés en un hospital de Comitán. En la práctica, se trató más bien de una venganza política, si así no hubiera sido, su verdugo y sucesos, Juan Sabines Guerrero, habría tenido que pagar con cárcel su larga lista de atropellos. Pero no fue así, aseguró impunidad y no hubo contra él persecución política alguna.
Manuel Velasco Coello hizo lo propio. Ofreció y negoció impunidad, nadie como él para mutar de piel, de voz, de partido o de uniforme escolar. Velasco es el maestro de la impunidad, y entonces, desde sus cotos de poder, ha intentado colarse en la vida pública, no sólo en la mediática (que lo ha logrado) , sino en el lugar donde se toman las decisiones, en el centro del poder.
Y en esa búsqueda de supervivencia, Manuel a querido revivir sus privilegios, y en consecuencia, sus hordas, se resisten a entregar las parcelas de poder que les fueron conferidas.
Esto ocurrió en el Icatech, dependencia en donde el arribista Enoc Hernández Cruz vivió por seis años ininterrumpidos bajo la protección del ex gobernador y de su señora madre.
Ahora, mientras el gobierno de Rutilio Escandón actúa para acabar con la corrupción y los privilegios, los ciudadanos aprueban dichan determinación y piden ir a fondo.
No sólo es Enoc, son los muchos que se sirvieron de Chiapas y de su gente, mientras Velasco Coello, gozaba de los placeres y de su luna de miel,  mientras aquí, se consumaba la tragedia.
Loading Facebook Comments ...