Quién es Quién/A un paso de la Guardia Nacional/Noé Farrera Morales

0
30

El presidente del Senado, Martí Batres, comunicó ayer que este martes se discuten y se aprueban en el pleno las leyes secundarias de la Guardia Nacional, se trata de un paso muy importante en la materia, pues se ha venido demorando en discusiones de formas, mientras la delincuencia continua azolando a los ciudadanos y los cárteles desafían cada vez de forma más violenta las corporaciones de seguridad, incluido el Ejército y la Marina.
Por su parte, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, se reunió ayer por la tarde con los senadores que negocian y elaboran las leyes reglamentarias de la Guardia Nacional, sobre todo para informales el resultado de las consultas que sostuvo ayer mismo con funcionarios del gobierno federal para establecer en el artículo o en un transitorio las licencias de los elementos militares de la Guardia Nacional.
Ese es el punto más importante que ha impedido el consenso para la aprobación de las cuatro leyes: la Ley del Uso de la Fuerza; la Ley de Registro Nacional de Detenidos; la Ley Orgánica de la Guardia Nacional y las reformas al Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Es urgente que se definan acuerdos claros tanto en el Congreso como en el Senado, pues estamos hablando de un tema que se encuentra paralizado y ante lo cual, es necesario ponderar la razón y poner ante todo las necesidades del país en materia de seguridad.
Más allá de discusiones que no han llevado a ningún lado, se debe garantizar que esta fuerza, cuente con además de las facultades constitucionales, con todos los recursos necesarios para el ejercicio eficaz de sus funciones. Tanto en equipamiento, personal capacitado, así como en el marco legal en el que habrá de circunscribirse su misión, sobre todo porque el país se enfrenta a diversas necesidades, varias de ellas representan amenazas para la seguridad nacional, y que hasta hoy están ahí a la espera de que el gobierno federal tome cartas en el asunto.
Precisamente ayer, Javier Urbano Reyes, profesor-investigador de la Universidad Iberoamericana y especialista en temas migratorios., alertó que si el Estado mexicano no aumenta las capacidades de infraestructura migratoria, con personal capacitado y respuestas rápidas a los cientos, miles de migrantes que llegan al país, los hechos de violencia en las estaciones donde son alojados se agudizarán paulatinamente. “Estamos a un paso de que algunos incidentes y tumultos se conviertan en una verdadera tragedia”.
Aunado a esto, hay otros temas que merecen ser abordados con la relevancia adecuada. No podemos seguir permitiendo que nuestras fuerzas de seguridad se enfrenten a los grupos delictivos, prácticamente desprovistas de infraestructura y de un marco normativo que aliente sus tareas y no que las limite.
Ya es hora de que los legisladores se pongan de acuerdo y superen los caprichos partidistas. Realmente es una pena que viendo la tempestad, muchos de ellos, aun se resistan a hincarse.

Loading Facebook Comments ...