Quién es Quién/A Chuchita la bolsearon/Noé Farrera Morales

0
24

La nota de hoy es que poco más de 40 exalcaldes de Chiapas fueron requeridos en la Ciudad de México para un tema de relevante preocupación, algo que los trae preocupados, con el Jesús en la boca, desvelados y prácticamente con un pie en la cárcel.
Y es que después de los tiempos de oro verdecologistas y de la luna de miel con el Morena, estos ex presidentes municipales, deberán comprobar en que se invirtieron los recursos federales que fueron asignados para obras de infraestructura, a sabiendas que estas nunca fueron ejecutadas, que en muchos y en el mejor de los casos se encuentran inconclusas.
Ni tardos ni perezosos, algunos periodistas corrieron a dar la noticia, a sabiendas que esta causaría el mayor de los revuelos y reacciones en las redes sociales y en la opinión pública. Se trata nada más, y nada menos, de una contundente prueba de todos los desfalcos cometidos en la administración de Manuel Velasco Coello, robo, hurto, daño al erario público que fue operado y encabezado por el hoy senador, Eduardo Ramírez Aguilar, apodado zanja negra, investida como el jaguar negro por aquellos lambiscones que vivieron de las dádivas de este personaje, mal visto y señalado por los chiapanecos juntos a su patrón, el ex gobernador más joven de la historia de Chiapas.
A decir de algunos quejosos, fueron literalmente obligados a entregar estos recursos a operadores financieros del ex secretario general de gobierno, ex presidente del Congreso Local, ex presidente del Partido Verde, ex fundador del movimiento Chiapas con dignidad, ex detractor de López Obrador y ex aspirante (todavía a punta de piedra y garrote), a la gubernatura de Chiapas. En suma, al que ERA el elegido para la sucesión.
No obstante, los otrora señores absolutos del poder municipal, confiesan que actuaron en contra de su voluntad, es decir, que los bolsearon, como a Chuchita, les comieron el mandado y lo excepcional de este asunto es que, quien lo hizo, ahora goza de cabal impunidad en su curul del Senado de la República.
A decir verdad, estos ex alcaldes son parte del andamiaje de corrupción que se impuso en la administración pasada. No merecen ni siquiera el derecho de la duda, aceptaron sin resistencia las instrucciones de un individuo que no le importó pisotear la ley y la dignidad de los chiapanecos; gozaron de sus canonjías, se declararon abiertamente legionarios de su proyecto y justificaron sus negras maniobras en nombre de un proyecto a futuro que veía venir como lluvia de peses y pesos.
Nadie que se haya prestado a la corrupción puede venir a reclamar derechos, mucho menos a pedir la ayuda del Chapulín Colorado. Son culpables en toda la extensión de la palabra, cómplices por consecuencia y cínicos por añadidura.
Habrá que observar minuciosamente el desarrollo de este melodrama. No sería extraño que se les conceda el perdón y sean beneficiarios de algún tipo de amnistía. No sería raro que en lugar de un ejemplar castigo, los veamos operando en el 2021 a favor de los candidatos de Morena, a la vieja usanza, en pleno y abierto sometimiento, como si todo el pecado del pasado pudiera borrarse con sólo decir: ¿y ahora quién podrá ayudarnos?

Loading Facebook Comments ...