Patricia Armendáriz, el poder de una mujer hecha en Chiapas

0
334

UN CAPITAL HUMANO, GENERANDO CAPITAL SOCIAL

* Nació en 1955 en Comitán de Domínguez, Chiapas; actualmente, es considerada una de las banqueras y asesoras de empresas más importantes de todo México. De ojos cafés, tez blanca y alta estatura, durante su niñez vivió en la pobreza y caminó descalza para ir a la escuela; estudió secundaria y preparatoria en la Ciudad de San Cristóbal de las Casas, para más tarde mudarse a la Ciudad de México e ingresar a la Universidad Nacional Autónoma de México, donde estudió la carrera de Actuaria. A los 23 años obtuvo una beca del Consejo Británico para estudiar la maestría en desarrollo económico en Cambridge, Inglaterra

Nuestra primera obligación social es, según Patricia Armendáriz, “realizarnos como seres humanos a través del trabajo”. Y de acuerdo a su primera máxima del emprendimiento que la comunidad EXPERTO PIME publicó en su portal de internet, hay que “encontrar en nuestras entrañas nuestra pasión por hacer las cosas”. Es decir, que no importa cuál sea la pasión detrás de un nuevo negocio, ya que lo relevante es desarrollarla y emprender a partir de ello.
Entre una larga lista de reconocimientos y además de ser Doctora en Economía, negociadora del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, Directora de Financiera Sustentable, Presidenta de la Asociación Cultural Na Bolom en Chiapas y Consejera Independiente del Grupo Financiero Banorte, Patricia Armendáriz es famosa por su participación como inversionista de Shark Tank México, una serie mexicana de telerrealidad, donde concursó con aspirantes a emprendedores realizando presentaciones de negocios a un panel de inversionistas.

Su gran pasión, el emprendimiento social, quizá va de la mano con su vocación social que se conoce públicamente, desde su tesis de licenciatura donde creó un modelo matemático para el desarrollo de una comunidad de subsistencia en Tenejapa, Chiapas. Lo que ha publicado en su cuenta de Facebook, es que tras haber terminado sus estudios universitarios a la edad de 20 años e ingresar a la entonces Secretaría de Programación y Presupuesto, continuó proponiendo mejoras en los niveles de subsistencia de las comunidades rurales.
Como se sabe, Patricia Armendáriz nació en 1955 en Comitán de Domínguez, Chiapas; actualmente, es considerada una de las banqueras y asesoras de empresas más importantes de todo México. De ojos cafés, tez blanca y alta estatura, durante su niñez vivió en la pobreza y caminó descalza para ir a la escuela; estudió secundaria y preparatoria en la Ciudad de San Cristóbal de las Casas, para más tarde mudarse a la Ciudad de México e ingresar a la Universidad Nacional Autónoma de México, donde estudió la carrera de Actuaria. A los 23 años obtuvo una beca del Consejo Británico para estudiar la maestría en desarrollo económico en Cambridge, Inglaterra.
Patricia Armendáriz pronto se convirtió, como algunos dicen, en toda una estrella de la televisión mexicana y de la farándula por su participación en la serie de Shark Tank México; pero realmente y también se ha dicho, es una exitosa empresaria y destacada mujer de negocios. EL ECONOMISTA divulgó en su portal, que Armendáriz “no quería trabajar en el sector financiero, su sueño era enfocarse en combatir la pobreza o desarrollar programas de empleo en México, sin embargo, el destino le hizo una jugada.”
Su principal logro al regresar a Chiapas a sus 25 años, fue establecer la red de invernaderos de flores, que aún prevalece en las comunidades del Estado como fuente principal de ingresos; dirigió, el Programa Socioeconómico de los Altos de Chiapas (PRODESCH) que capturaba recursos federales e internacionales para programas que elevan el nivel de vida de los indígenas de los altos de Chiapas. Es sabido, que a los 26 años se casó y se fue a vivir a Bogotá, Colombia, donde dirigió el departamento de economía de la universidad Externado de Colombia. Y a los 27 años se trasladó a Nueva York con su esposo, donde además de tener a sus hijas, María y Juliana, obtuvo el grado de Doctor en Economía por la universidad de Columbia.

A sus 35 años y al especializarse en liberalización de servicios financieros, contratada por Pedro Aspe entonces Secretario de Hacienda, Patricia Armendáriz negoció en el Tratado de Libre Comercio el rubro de servicios financieros, “habiendo logrado que el sector bancario doméstico tuviera un período de adaptación y apertura gradual de 10 años”.
Como se lee en su publicación en Facebook, con el estallido de la crisis bancaria mexicana de 1994, la conformación del sistema bancario como ahora lo conocemos estuvo apoyada por Patricia Armendáriz, quien intervino a la mayoría de bancos lastimados por la crisis y los fusionó con capital de la banca extranjera en su mayoría. Sus grandes aptitudes de liderazgo, la llevaron a ser la primera mujer presidenta de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores por casi una década; en su calidad de vicepresidenta de supervisión, se dedicó a luchar por la consolidación y salud del sistema bancario mexicano.

Su biografía divulgada en las redes sociales, muestra que se desempeñó como catedrático por tres años en la materia de Macroeconomía Avanzada en el ITAM, donde la intensidad de trabajo requerido en el manejo de la crisis, la obligó a dejar su cátedra; sin embargo, su experiencia en la resolución de la crisis bancaria mexicana, dio pie a que fuera nombrada en 1999 Director asociado del Banco de Pagos Internacionales, organismo basado en Suiza que se encarga de emitir las regulaciones de los bancos a nivel global. Ahí Patricia Armendáriz participó en las negociaciones del nuevo orden regulatorio mundial conocido como Acuerdo de Basilea II, que son recomendaciones sobre la legislación y regulación bancaria emitidos por el Comité de supervisión bancaria de Basilea, que crea un estándar internacional como referente para regular la banca y establecer los requerimientos de capital necesario para asegurar la protección de las entidades frente a riesgos y operativos; dedicándose, a capacitar reguladores en todo el mundo.
Al haber aprendido las mejores prácticas bancarias en Basilea y en su manejo de crisis qué deben hacer los bancos para no caer en problemas, Patricia Armendáriz se integró al equipo de Banorte como asesora del Presidente del Consejo; fue en Banorte, donde desarrolló su pasión por desarrollar a las pequeñas y medianas empresas, por lo que en 2006, decidió fundar su propia empresa, Credipyme, con otros socios, dedicada exclusivamente a apoyar a los pequeños y medianos empresarios, que suman alrededor de 5 millones en el país.

Después de su paso por Credipyme, fundó Financiera Sustentable, que da créditos a empresarios del transporte público en la Zona Metropolitana del Valle de México, para adquirir vehículos que funcionen con gas natural o para transformar el vehículo existente para que funcione con este tipo de combustible, de la cual es actualmente Directora, “continuando su sueño de apoyar a los microempresarios del país”, reuniéndose semanalmente con directivos de las más de 200 asociaciones que agrupan a los más de 200,000 transportistas públicos de la Zona Metropolitana del Valle de México, que acuden a la financiera para solucionar sus problemas de renovación vehicular, como lo escribe en una de sus publicaciones en Facebook. Su aspiración, “es llegar a formar el primer banco especializado en apoyar integralmente a las necesidades de la base de la pirámide que no está aún bancarizada (75% de la población económicamente activa).”

Es de resaltar, lo que menciona en su publicación con respecto a Financiera Sustentable, a quien considera como la “única entidad financiera que forma parte de la primera ronda de bono verde del Banco Interamericano de Desarrollo, por su contribución a mejorar la huella de carbono”. Y que su modelo de negocio, “ha sido reconocido también en su nominación como negocio transformador del Financial Times, en 2016, y quedando como finalista en la nominación de emprendedor del año por la revista Expansión en 2015.”
La estrategia de Financiera Sustentable agrega, “ha permitido financiar el 30% de los vehículos que consumen gas natural en la zona metropolitana del valle de México, y su tasa de crecimiento en el sector ha sido consistentemente del 80% anual, perfilándose como el único intermediario que está ayudando a las autoridades a poder renovar el obsoleto parque vehicular de transporte público.”

Lo que no se esconde, es también su apasionamiento por los retos atléticos, “habiendo corrido varios maratones y atravesado a nado el Bósforo”, como lo ha publicado. Cruzar los mares de Estambul, es muy poca noticia para lo que se avecina, ya que su siguiente segmento de impacto “es el financiamiento a viviendas dignas a la base de la pirámide”, hacia los segmentos de población que han sido olvidados, para integrarlos en las cadenas de valor de los negocios, con el subsidio de la Comisión Nacional de Vivienda.
Financiera Sustentable es la única entidad captadora de ahorro que incuba Fintechs; es decir, aquellos servicios financieros que usan la tecnología para facilitar la vida al cliente y mejorar la experiencia de usuario, dedicadas a bancarizar (uso los bancos) a la base de la pirámide.
Parece no haber duda, de que su orgullo principal son sus hijas, María y Juliana, pilares en la financiera; quienes le han dado otro motivo de vivir, son sus 4 nietos.
Su participación en el programa Shark Tank México, obedece a la falta de mujeres que quisieran participar, dice en su Facebook; además, para poder apoyar a emprendedores mexicanos. En esa función, “ha mentoreado e invertido en proyectos muy prometedores, principalmente promoviendo lo hecho en México”; su tutoría, trasciende, más allá del programa, a través de sus redes sociales, “apoyando a cientos de emprendedores que diariamente le consultan, y a través de los foros de emprendedurismo en los que participa constantemente a lo largo y ancho del país.”

Patricia Armendáriz aparece en el Consejo de Administración del Grupo Financiero Banorte, como la primera consejera independiente mujer de ese Grupo Financiero, y miembro activo de su Comité de Auditoría. Además, es público que Patricia ha sido Consejera de CIBanco, y funge también como consejera de TDA, una titularizadora de activos en Madrid, y Kiwi, una empresa de inclusión financiera. Es además presidenta del consejo de Administración de la Asociación Cultural Na Bolom, una Asociación Civil sin fines de lucro, cuya misión es investigar, promover y rescatar el patrimonio de las comunidades indígenas de Chiapas dedicada a la preservación de las etnias de Chiapas. Como economista del Aspen Institute ha liderado el programa “México Incluyente” de ese Instituto.
El próximo 6 de junio en México se llevará a cabo la elección más grande de América Latina, con la renovación de la cámara de diputados, de 15 gubernaturas, 30 congresos locales y de las alcaldías en 30 estados. “Es muy posible que yo pueda eventualmente participar en la legislatura, y en la legislatura yo quiero entrar como experta”, anunció Patricia Armendáriz.
Porque como responde para la revista FORBES: “Antes de preguntarse ´oh, ¿ahora qué será de mí?´ Deben preguntarse cómo capitalizar lo que aprendieron, cómo lo que les pasó las va a fortalecer para el siguiente proyecto”. Así es, Patricia Armendáriz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here