Miami Heat y Los Ángeles Lakers se enfrentan en el cuarto partido de las finales de la NBA

La serie está 2 a 1 en favor de los de California, que buscarán con LeBron James, obtener un tercer triunfo para quedar a un paso del título. Bam Adebayo es la gran duda para los campeones del Este

0
13

El domingo, Miami Heat recortó distancias en las finales de la NBA y puso la serie 2-1 ante Los Ángeles Lakers, que se habían impuesto en los dos primeros encuentros celebrados en la burbuja de Disney, Orlando. Ahora, los dos mejores equipos de la temporada vuelven a verse las caras para el cuarto duelo que puede dejar el desenlace completamente abierto o comenzar a sentenciar la historia.

Por estas horas, la gran duda pasa por la presencia de la figura de los campeones del Este, Bam Adebayo, quien el lunes había reconocido que una lesión podría marginarlo del duelo de esta noche, pero en las últimas horas varios periodistas especializados en la liga adelantaron que podría estar presente. Es que el pívot sabe que su ausencia, sumada a la del esloveno Goran Dragic podrían inclinar la balanza de manera definitiva en favor del equipo comandado por LeBron James.
El base europeo, que sufrió un desgarro en la fascia plantar izquierda en el primer partido de las Finales, ya arrastraba este problema físico desde las eliminatorias anteriores ante los Milwaukee Bucks y los Boston Celtics, que se terminó de agravar el miércoles pasado .“Estoy lidiando con mucho dolor, esa es la mayor preocupación”, señaló en una videoconferencia. “No quiero ser una carga en la pista para el equipo, quiero estar lo mejor que puedo ser”.

El primer partido de las Finales pudo ser fatídico para el Heat ya que, además de registrar una clara derrota ante los Lakers, sufrieron la lesión de Dragic y la de Adebayo, dos de sus tres mejores anotadores junto a Jimmy Butler. El domingo, liderados por un pletórico Butler (40 puntos), lograron su primer triunfo con el que recortaron la distancia a 2-1 y mantienen esperanzas de victoria, que aumentarían si pudieran recuperar pronto a Dragic o Adebayo.
Por su parte, LeBron James, la superestrella de Los Lakers, trató de restar trascendencia a la derrota del domingo (115-104): “No estamos preocupados. Sabemos que podemos jugar mucho mejor. Tenemos otra oportunidad de tomar una ventaja en el liderato el martes”.
James estuvo cerca del triple-doble con 25 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias pero también acumuló 8 de las 19 pérdidas de balón de su equipo, una cifra muy elevada para unas Finales y de la que asumió la responsabilidad como principal director de juego de los Lakers. “No podemos hacer eso, obviamente, porque les permitimos más posesiones. Ellos son un equipo muy bueno ofensivamente”, dijo James. “No podemos perder la pelota contra este equipo y yo asumo toda la responsabilidad en esto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here