opinion en pendulo de chiapas

BUENOS DIAS CHIAPAS

Si mucho, uno de cada cien mexicanos sabe quién pronuncio esta frase en la Guerra de independencia.
Qué más pues, como dice el colega Rafael Coutiño Camacho en este mismo diario.

En esta 4T sí que se debe recurrir al llamado de la patria, aunque las nuevas generaciones vienen pegados a celulares, tabletas y otros aparatos, aunque no estén informados de las noticias mundiales, les vale.
U es que se viene un verdadero chingadazo para las universidades públicas, una considerable reducción presupuestal, que no la entienden rectores, gobiernos estatales, dirigentes de todos los partidos, con excepción de mi líder Mario Delgado Carrillo (Morena).
Entiendan, estamos en guerra, esto de la pandemia es algo impredecible y, en unas semanas más podría darse contagios en serie y en serio; esto es, que se multiplicarían con Cubreboca o sin ese trapo que, a mí, me asfixia.
¿Qué les pongo? Pues trabajar horas extra por la patria. Maestros universitarios y rectores, que aducen un estrangulamiento, un despiadado recorte y que lo quieren manejar para el desprestigio del partido en el poder, yo les digo, para nada, se van a necesitar muchos millones para la compra de vacunas. El presupuesto para salud será mayor al de educación en este próximo 2021.

Cientos de maestros comisionados tienen que regresar a sus aulas; así que no hay plazas para los mactuchavos, que tapan carreteras, toman casetas, roban autobuses de la ADO ¿Por qué? porque aquí en Chiapas ya no hay donde colocarlos, ni en otros Estados. Esta vez, los chingo la pandemia.
Muchos de ustedes pensaron que, para diciembre, ya tendrían su cheque de cinco meses de sueldos y aguinaldo proporcional, acéptenlo, los chingó la pandemia.
Ustedes ya habían planeado que comprar con los más de setenta mil pesos de billetes nuevos, incluyendo el de Sor Juana.
Ustedes, mactuchavos, ayudaron a que se acabara el Conejobús, quemaron muchos.
Pueblo de Tuxtla, sepan que los mactuchavos secuestran autobuses porque el de ellos ¿qué? ahí les va, me lo conto alguien que sabe y yo como dijo el copainalteco: lo creo.
Dicen que a los líderes de la mactu se les ocurrió hacerse de buenos billetes llevando indocumentados a la frontera con de los uanites, pero, en Tamaulipas, que los paran, que les quitan el autobús para siempre y, por ser estudiantes no los entambaron. Me dicen que pidieron apoyo con las normales rurales de por allá, que también hay, pero, en el Norte de México, maestros y alumnos están a 180 grados de los que de aquí (con excepciones).
Así pues, se quedaron sin autobús, de ahí que se deciden a chingar y quemar a particulares.
Por cierto mactuchavos, no se expongan, con esta pandemia anda manejando mucha gente enferma de encierro, de confinamiento y, otra cosa, hay mucha venta de pistolas. Me caí, como dice Arcadio, que les puede salir un atravesado y cuando se acerquen a pedirle dinero o a chingarlo de otra forma ¡cuidado! Uno de ustedes pueden volar para atrás con un tiro entre ceja y ceja.

Lo que escribo no es apología de la violencia, para nada, es una advertencia de que esta violencia se puede dar y el matón se les puede pelar echándoles el carro encima.
En los meses que vienen aumentará la violencia, dentro de los hogares y por todos lados. Sobre advertencia no hay engaño.
Van los últimos diez versos de Catarino Maravillas: Una mañanita blanca/ blanca en los rieles del tren/ se fue camino del Norte/ se fue para no volver/ Del norte se fue a La Habana/ destierro en el corazón/ Catarino Maravillas,/ Catarino Maravillas/ piensa regresar a México/ cuando haya revolución. El poeta Miguel N. lira sí que le asestó un chingadazo a esos presidentes de México, del PRI, que no continuaron con el programa revolucionario como sí lo hizo el gran Fidel Castro ¡Viva la revolución Cubana! Ijiñor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here