Investigan actuación de policías

0
13

[AGENCIAS]

Luego del hallazgo del cadáver del joven universitario Norberto Ronquillo Hernández en un paraje boscoso de la alcaldía de Xochimilco, la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México (PGJ) aceleró las investigaciones para aclarar el caso, y de manera inmediata ordenó una indagatoria exhaustiva a elementos de la Fiscalía Antisecuestro, pues no dudan que hubiera alguna colusión con los secuestradores.
Lo anterior para descartar que los especialistas en el tema no hayan actuado conforme lo indica el protocolo en caso de secuestro y dejaran pasar tiempo importante para la investigación, así como información precisa y contundente que pudiera derivar en el rescate de la víctima, pues a decir de la familia, luego que se reportara el secuestro del estudiante de la Universidad del Pedregal, hubo 72 horas claves que no se aprovecharon.
Sin embargo, en ese tiempo, a decir de los primeros avances en la investigación, “algo salió mal” y a pesar de que se pagó parte del rescate, según exámenes realizados por el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo), al joven lo tuvieron cautivo por cuatro días y luego lo mataron. La necropsia reveló que murió por asfixia y tenía la nariz fracturada.
En este sentido, y con base a las primeras versiones policiales, se difundió que una de las líneas de investigación se centra en el entorno de amistad o “conocidos” de Norberto, es decir, alguien pensó que su familia tendría la posibilidad de pagar cinco millones de pesos de rescate.
Imágenes de diversas cámaras de vigilancia privadas y del C5 a la que los investigadores tuvieron acceso revelan que los secuestradores fueron directo sobre el estudiante, pues conocían sus movimientos, qué vehículo tripulaba y la ruta que usaba para salir de la escuela.

Loading Facebook Comments ...