Opinión código nucú

DESDE LA DIOCÉSIS DE SAN CRISTÓBAL

El obispo de la Diócesis de San Cristóbal, Rodrigo Aguilar Martínez, negó que los tres sacerdotes señalados en el conflicto de Tila, tengan alguna culpa, ya que son otras las causas del conflicto que lamentablemente se ha provocado, por lo que reiteró que el papel de la Iglesia es únicamente ayudar a encontrar una solución.

“Que se actué con la verdad, que se haga justicia para estar en paz, no creo que los sacerdotes que están ahí en Tila sean los culpables, no creo sean ellos los que estén provocando esta situación, son otras las causas del conflicto. Si son culpables, hay que asumirlo pero no hay culpa en ellos, y no soy yo quien señale la causa, la raíz principal del problema”.

Aguilar Martínez aclaró que el papel de los sacerdotes y en este caso la Diócesis se limita a sugerir que se tome en cuenta la parte de verdad que tiene cada grupo y que se ayude a caminar en un solo sentido y en unidad. “No tratar de ver de las dos partes quién tiene la verdad y quien tiene la culpa, porque eso es cuento de nunca acabar y ya van décadas con ese problema”.

Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, Rodrigo Aguilar Martínez
Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, Rodrigo Aguilar Martínez

“Se han entre mezclado soluciones parciales que no han sido adecuadas, revanchas, más bien sería buscar qué parte de verdad tiene cada grupo y también una invitación, como está el espíritu del Evangelio de este domingo, a perdonar de corazón, que pobladores y ejidatarios perdonen a la otra parte, que busquen caminar juntos, que busquen ayudarse unos a otros”, insistió.

Por su parte, el presidente municipal de Tila, Limberg Gutiérrez Gómez, rechazó tajantemente la violencia y se declaró ajeno a grupos paramilitares. “Nuestros habitantes merecen vivir en paz, por ello, hacemos nuevamente un llamado puntual a los grupos políticos que insisten en responsabilizarnos por los hechos ocurridos el pasado viernes, a conducirse en el marco de la legalidad y la razón, tal y como lo han propuesto las autoridades estatales y federales” sostuvo a Péndulo de Chiapas.

“No somos, ni seremos partidarios de la violencia. Por el contrario, ofrecemos nuestra buena voluntad para coadyuvar, en la medida de lo posible, en la búsqueda de soluciones inmediatas para evitar nuevos enfrentamientos, y sobre todo, salvaguardar la integridad de nuestros ciudadanos.”

Limberg Gutiérrez dejo en claro, que el Ayuntamiento que preside, considera que la presencia de elementos policiacos y de la Guardia Nacional, debe responder solo a la necesidad de evitar nuevos episodios de violencia. “Nuestra administración, comparte los principios del presidente Andrés Manuel López Obrador y aboga por la no represión para ambas partes en pugna.

En consecuencia, nos deslindamos de toda participación y responsabilidad en los hechos violentos ocurridos el pasado viernes, y respetuosamente, nos solidarizamos con las familias de las personas fallecidas y heridas, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here