El ciclista que cayó desde un puente en el Giro de Lombardía contó su calvario: “Podría haber pasado mi vida en esa silla de ruedas”

0
11

En agosto de 2020, las novedades sobre el Giro de Lombardía se agolparon en los principales portales del mundo porque la información indicaba que un ciclista había sufrido un impactante accidente al caer al vacío desde un puente y su estado era una incógnita. El deportista era Remco Evenepoel, del equipo Deceuninck-Quick Step, quien, luego de haber sido rescatado del lugar fue trasladado en ambulancia hacia un hospital cercano.

A casi dos meses de aquella brutal caída, el joven de 20 años se encuentra atravesando la rehabilitación y está enfocado completamente en volver a las carreras, ya que, aunque parezca inverosímil, sus heridas se han curado. Es que el belga tuvo como consecuencia una fractura de cadera y una contusión en los pulmones, por lo que no necesitó pasar por el quirófano, sino que con reposo y ejercicios podrá volver a su vida normal.
“Cuando llegué al hospital después de mi caída, la el escáner reveló una vena reventada en mi ingle. Afortunadamente los médicos lo vieron rápidamente, podría haber drenado mi sangre. Luego, supe que mi fractura de cadera estaba un milímetro al lado de un nervio. Podría haber pasado mi vida en esa silla de ruedas”, explicó Evenepoel en un documental de la cadena VRT.

La joven promesa de Bélgica, que ya está entrenando en bicicleta estática y planea volver a competir en 2021, explicó que su madre y su pareja estaban con él cuando los médicos le dieron esa información. “Mi mamá y Oumii estaban a mi lado cuando me dijeron eso. Las vi palidecer”, comentó el deportista, que el pasado 15 de agosto se salió de la carretera a unos 50 kilómetros del final, en la bajada de Sormano.
Evenepoel formaba parte de un grupo de siete corredores al frente del Giro de Lombardía cuando la rueda delantera de su bicicleta chocó contra un saliente de la pared de un puente y él salió despedido hacia delante. El descenso se estaba realizando a alta velocidad, impulsado por Vincenzo Nibali, mientras que él se hallaba ligeramente rezagado en el momento de su caída, que posiblemente haya sido amortiguada por los árboles.
Hasta su grave accidente, el que fue campeón de Europa y subcampeón del mundo contrarreloj, además de vencedor de la clásica de San Sebastián en 2019, había firmado una temporada casi perfecta en 2020, ya que se había proclamado campeón de la Vuelta a Polonia, la Vuelta al Algarve, la Vuelta a San Juan y la Vuelta a Burgos.
Jakob Fuglsang, del equipo Astana ProTeam fue quien resultó ganador de la 114ª edición del Giro de Lombardía al quedar por delante de George Bennett (Jumbo-Visma) y del ruso Aleksandr Vlasov (Astana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here