El Barcelona cerró el mercado de pases sin fichar al delantero pretendido por Ronald Koeman y dejó ir a otros dos jugadores

Pese a realizar ofertas, el club no pudo contratar ningún futbolista este lunes y tampoco pudo desprenderse de Ousmane Dembelé, quien eligió quedarse para pelear por un lugar

0
11

Este lunes había entusiasmo en el Barcelona por la posible llegada de dos futbolistas para reforzar el equipo para esta temporada. Sin embargo, las ilusiones se apagaron y la dirigencia terminó cumpliendo solamente una parte del plan de renovación prometido: las salidas de varios jugadores. En las últimas semanas, el club se ha desprendido de Ivan Rakitic, Nélson Semedo, Arturo Vidal y Luis Suárez, entre otros, pero siempre hubo confianza en que más allá de Miralem Pjanic, Trincao y Sergiño Dest iba a ver nuevas caras en un plantel que ha quedado más corto que el de la campaña pasada en donde no sumó títulos.

La gran obsesión de Ronald Koeman, quien le dijo a Suárez que no lo tendría en cuenta, era Memphis Depay. Incluso, en las últimas horas el entrenador había presionado en una entrevista con la televisión pública neerlandesa NOS: “Nosotros queremos que venga al Barcelona, él también quiere”. Sin embargo, su llegada no fue factible.
Según explicaron los medios catalanes, la traba fue que Ousmane Dembélé decidió quedarse en el club pese a tener una oferta para irse a préstamo al Manchester United. El plan de la dirigencia comandada por Josep María Bartomeu era utilizar el dinero que cobraría por esa cesión para pagar parte del pase del jugador del Lyon y además poder afrontar su salario con el ahorro que significaría la salida del joven francés. Sin embargo, Dembélé, que no es tenido en cuenta por el técnico, optó por luchar por un lugar en el equipo titular.

De esa manera, horas antes del cierre del mercado de pases, se dio por terminada la negociación y la directiva no pudo cumplir con el pedido del DT.

Con ese panorama, apostó todo a Éric García, defensor surgido de la cantera del Barcelona, pero ahora en el Manchester City. El propio Koeman había admitido hace algunos días que estaban tras él, pero que las tratativas eran complejas: “Faltan pocos días. Es verdad que queremos tener a ese jugador aquí, porque tenemos 3-4 centrales y está justito. No puedo opinar más. He visto los comentarios de Pep desde el City. Ojalá lo consigamos, pero el tema económico del club es complicado. Hay interés, pero no sé si podremos lograrlo”.

Incluso, el propio futbolista había presionado para salir, al rechazar una oferta de renovación del club británico hace algunos meses, pero desde la dirigencia del conjunto celeste se pusieron firmes y exigieron 20 millones de euros por su pase. Según informaron los medios españoles, el Barcelona hizo un esfuerzo y ofreció 10 millones y otro 8 millones en variables, algo que el no satisfizo al City.
Es decir, que Koeman no tendrá a dos de los jugadores que esperaba tener, pero sí contará con Dembélé, a quien veía afuera y no tiene en cuenta, ya que prefiere a Ansu Fati. Pero esto no es todo, porque también hubo salidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here