opinion en pendulo de chiapas

Enrique Galván Ochoa

Confirman a los nuevos secretarios // Precio tope del gas

Dondequiera que se encuentre disfrutando de la vida, ayer fue un día dichoso para el ex presidente Enrique Peña Nieto. Operó a su favor (y los otros cuatro ex mandatarios) la Ley Federal de Consulta Popular que, junto con su secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, promulgó el 14 de marzo de 2014. Está diseñada para que prácticamente sea imposible su aplicación. Para comenzar, establece que el derecho de convocar a una consulta corresponde al Presidente de la República, a diputados y senadores, pero deben representar 33 por ciento de su respectiva Cámara. A los ciudadanos que quieran respaldarla se la ponen difícil: deben reunir al menos 1.9 millones de firmas, el 2 por ciento del padrón electoral. (La de ayer la convocó el Presidente). El número de ciudadanos cuando mucho debería ser de un millón.
Necesaria, otra ley
No es el único obstáculo. Para que el resultado de una consulta sea vinculatorio –es decir, que obligue a llevarlo a cabo a las autoridades– debe sumar 40 por ciento del padrón electoral –alrededor de 38 millones de ciudadanos. Por otro lado, sólo el Instituto Nacional Electoral puede hacer promoción (Lorenzo Córdova le debe la chamba a Peña Nieto). Hay temas tabú, por ejemplo, los impuestos. (No hubiera sido posible llevar a consulta el aumento del IVA del 10 al 15 y luego al 16 por ciento). Y por si fuera poco, la Suprema Corte de Justicia de la Nación debe autorizar el texto (la constitucionalidad, dicen) de la pregunta. De ahí que la propuesta hecha por el Presidente haya sido cambiada y en su nueva versión sea punto menos que incomprensible. Dicho sea de paso, todos los ministros le deben la chamba a alguno de los ex presidentes. En el remoto caso de que los ciudadanos llegaran a emitir 38 millones de votos, los ex mandatarios tienen derecho a apelar.
Si queremos que algún día se realicen verdaderas consultas populares, le ley actual debe tirarse a la basura y legislar otra que ponga en manos de los ciudadanos un derecho que les corresponde. Sobre todo, deberá permitirnos emitir nuestra opinión en materia de impuestos y enjuiciar a los malos gobernantes.
Desataron el nudo
En periodo extraordinario el Senado de la República ratificó el fin de semana a Roberto Salcedo Aquino como titular de la Secretaría de la Función Pública en sustitución de Irma Eréndira Sandoval y la Cámara de Diputados hará los mismo esta semana con el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, quien sustituirá a Arturo Herrera, próximo gobernador del Banco de México. Ambas cámaras, por otro lado, aprobaron aplazar un mes la fecha límite para que las empresas se ajusten a la nueva ley del outsourcing. El mismo tiempo que les tomó a los legisladores para ponerse de acuerdo. El IMSS informó que 2.3 millones de trabajadores han migrado de un corporativo prestador de servicios de personal a un patrón real y su salario ha mejorado.

Gas
Precios oficiales ya hay, ahora falta que veamos a los camiones de Pemex rodando por las calles vendiendo cilindros de gas. A partir de ayer entró en vigor el esquema de regulación de precios máximos. Es 20 por ciento más barato.
Siguen siendo comunistas
Después de 40 años de permitir que el mercado desempeñe un papel cada vez más importante en el impulso de la prosperidad, los líderes de China han recordado algo importante: son comunistas. El presidente Xi Jinping introduce políticas tendentes a que las grandes corporaciones chinas no excedan el poder del Estado. Sus pérdidas en las bolsas de valores son fabulosas. El primero en la lista fue Jack Ma, cabeza del grupo Alibaba, el equivalente chino en riqueza a Jeff Bezos. En vísperas de que lanzara una oferta de acciones en el mercado bursátil, hubo de cambiar de planes. En México ni siquiera puede implantarse una ley que modere sus ganancias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here