¿Cómo vamos en seguridad?/Noé Farrera Morales/Quién es Quién

0
18

Rutilio Escandón ha impregnado un sello destacado a su administración, desde los primeros días de su gobierno, al crear la Mesa de Seguridad, en la que, diariamente, se analizan temas de suma relevancia para los chiapanecos.
Este mecanismo de trabajo, ha obligado a los alcaldes de los municipios de la entidad, a interponer el tema de la seguridad como una prioridad en la aplicación de sus políticas públicas y el quehacer diario de sus funciones.
No obstante, en la capital del estado, en Tuxtla Gutiérrez, la delincuencia viene en aumento y esto preocupa grandemente a sus habitantes, mismos que se han convertido en víctimas, sobre todo, de asaltos y robos, algo que no había sido muy común pero que ahora, es el pan de cada día de esta hermosa ciudad en la que nos tocó nacer.
A los tuxtlecos entonces, no nos queda muy claro, qué es lo que está ocurriendo con los encargados de garantizar nuestra seguridad y nuestra protección. Nos referimos a los titulares de las secretarías de Seguridad Pública estatal y municipal, quienes son los inmediatos responsables de lo bueno o lo malo que resulte vivir en esta ciudad, sobre todo ahora que hablamos de transformar el ejercicio del gobierno, ahora que no hay cabida para la simulación y los fracasos.
Escribimos estas líneas porque no sabemos lo que se está haciendo en materia de seguridad pública en la capital de Chiapas. Ahora resulta que tenemos más noticias de la delincuencia que de la dependencia encargada del tema. Resulta también que sus policías se enfrentan con los ciudadanos para defender y rescatar ladrones, pero no para vigilar que su tranquilidad no sea vulnerada por los amantes de los ajeno.
Es una pena, en verdad, tener más noticias de la delincuencia que de la policía. Y es que a Gabriela Zepeda se le olvida, a pesar de haber ocupado este cargo en los años del sabinismo bastardo, que la comunicación es fundamental en las tareas de seguridad, y que, en consecuencia, generar canales para con la ciudadanía habla bien del desempeño de sus funciones.
Nos daría gusto saber, señora Secretaria de Seguridad, cuál es el estado en el que encontró usted esta dependencia, pues se asegura que desde años atrás, las corporaciones de la policía se han enfocado en administrar rutas, plazas y demás negocios sucios en los que se pondera la protección para los delincuentes y se pasa por alto la protección a los ciudadanos.
También se sabe, que esta dependencia, mantiene comisionados a decenas de elementos en lugares que no se justifican, incluso, se habla de policías que realizan labores de campesinos o rancheros en propiedades de altos mandos de la Secretaría de Seguridad, o bien, que vigilan a las amantes de algunos de estos.
Cito lo que a este escribidor llega por vía de mensajes, cafés y pasillos, y se lo externo con el más atento de mis respetos.
Sería bueno, señora Secretaria de Seguridad, que pudiéramos conocer cuál es el plan estratégico para combatir y erradicar a la delincuencia común, que es la que más daño hace a los ciudadanos.
Qué se está haciendo para combatir la corrupción dentro de la misma dependencia, cuáles son las irregularidades que se encontraron al recibir la misma que, por cierto, estuvo al mando del actual fiscal, Jorge Luis Llaven Abarca.
La Secretaría que usted encabeza, señora Secretaria, es basta y compleja, por ello, también resultaría un gesto de compromiso con la transparencia, saber cuántos vehículos oficiales están siendo utilizados para fines particulares y, por cierto, cuánto combustible se ocupa para abastecer al total de unidades policiacas, así como qué cantidad de este combustible es comercializado de forma ilegal por los elementos huachicoleros.
Estas, son las observaciones que este servidor realiza con el único fin de poner el acento en el lugar y la hora donde deben ponerse.
Hablo de congruencia, y mi único fin, es decir a la verdad a quien tiene que conocerlas.

Loading Facebook Comments ...