opinion en pendulo de chiapas

Buenos días Chiapas

¿Recuerda usted el nombre del faraón al que le tocaron las plagas?

¿Fueron siete? Bueno, habría que echarle una lectura a ese capítulo del antiguo testamento.
La verdad es que, en ese aspecto me faltó una mano que me guiara, pero sí puedo, y tengo una Biblia grande, encontrar lo que hoy traigo a mi columna. Y es que AMLO le tocaron algunas de esas plagas.

La pandemia, dicen los contras, que, de haberle tocado a Calderón o a Peña Nieto, la hubiesen manejado con un número menor de muertes.
No, imposible, pero sí esos dos de malos recuerdos, hubiesen tomado el micrófono para informar a todo el pueblo de que, para declararle la guerra al virus menos, veinte mil millones de dólares, para empezar.

Vendrían los aplausos de los medios y concentraciones del “pueblo” en el zócalo para gritar vivas al presidente que había decidido salvar a México.
Para este segundo año de pandemia deberíamos ya 40 mil millones de dólares.
Bueno, pues AMLO, a través de los “hombres del tesoro”, esto es, de los que recaudan impuestos, demostró al pueblo de México que, dinero hay y mucho, pero antes se lo robaban y las obras, que sí se hicieron también, se construyeron con empréstitos.
¿Me entiendes, Méndez o no me explico, Federico?

Con Fox y Salazar Mendiguchía se hicieron obras que no superaron juntos Calderón y Peña Nieto.
Sí, lo acepto, pero Fox aumentó la deuda pública en muchos miles de millones de dólares ¡uta! Así hasta yo.
La otra plaga es la de la migración. No les tocó a los del PRIAN. Fácil, también pidiendo otros treinta mil millones de dólares, Calderón y/o Peña Nieto hubieran mostrado urbi et orbi construcción de albergues para miles de migrantes.

Este gobierno, también el estatal, hacen cuanto pueden para proteger a esos miles de infelices que dejan su país en el que sus presidentes roban, así, en una palabra, y no atienden a los más pobres como aquí sí se está haciendo.

Es cierto, Guatemala, Honduras, El Salvador y otros, son muy pobres y, con la pandemia, sus economías están para llorar, pero yo siempre les he dicho que un pan se parte para darle la mitad al hambriento. El no se llenará, yo tampoco, pero ni uno ni otro quedará con el estómago vacío.
Yo creo que esto lo entienden hasta el arzobispo de Constantinopla.
Aunque lo que está sucediendo, leamos: Si en la lid el destino te derriba/ si todo en tu camino es cuesta arriba/ si tu sonrisa es ansia insatisfecha/ si hay faena excesiva y vil cosecha/ si a tu caudal contraponen diques/ date una tregua, pero no claudiques.
Y eso es lo que hace mi presidente.

El no se ha dado una tregua y ve que se consolida en sus planteamientos. Tiene el apoyo de las mayorías.
En este mismo 21 hará que México vuelva a ser líder de L. América, como en el período de López Mateos.
Era presidente vecino MR. Kennedy. En esos años sí era los Estados Unidos el país con el ejército más poderoso del mundo.
Aún así, don Adolfo no se arrugó y no dio el voto de México para sacar a Cuba de la OEA.
Los Estados Unidos no pueden pelear con México. No lo hicieron en aquellos años; ahora menos en que los ojos rasgados están muy pendientes en todo el mundo para inv…ertir. Exactamente a 180 grados de los USA, que estaban listos para invadir, pero vean en que está terminando. Tendrá que levantar sus bases que tiene en muchos países y sabe muy bien que los F-16 que atemorizaban al mundo ya pueden ser derribados, de ahí que prefieren bombardear con drones, que no es lo mismo.
Mr. Biden tiene que trabajar con el presidente de Ecuador, aunque sea plebeyo.
Ya entendió que los negocios limpios funcionan en todos los sistemas y ya no se darán expropiaciones. Quedaron en el siglo XX ya enterradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here