Código Nucú / César Trujillo/Corrupción en Coita

0
28

Por años, el municipio de Ocozocoautla ha tenido la mala fortuna de ser administrado por políticos incompetentes con gobiernos encumbrados en el dispendio y la inoperancia. El de hoy, en manos de Alfonso Estrada Pérez y parentela, no es la excepción.

Quienes creyeron que las cosas cambiarían, se equivocaron. La nueva camada de funcionarios llegó con un hambre desmedida y sin conocimiento de la administración pública.

Peor aún, arribaron aplicando un refrán que mi abuelo usaba en casos como estos: “a río revuelto, ganancia de pescadores”.

Y es que parece que al presidente municipal las acusaciones de nepotismo, y usurpación de funciones de su pareja, le quedan algo cortas y ningún señalamiento lo inmuta.

Sobre todo porque curiosamente las imposiciones de muchos de sus familiares están aplicadas (no sé si estratégicamente) en espacios donde se manejan recursos que deberían ingresar a las arcas municipales, pero que, de buena fuente sabemos, no es así.

A la par de sus cuñados (uno como tesorero municipal, otra síndica y otro como subdirector de la Policía, con el control de las multas), por ejemplo, se encuentra su hermano Hortensio quien es, nada más y nada menos, el administrador del mercado municipal.

Varias denuncias señalan que su conducta y forma de dirigirse es déspota, incluso con quienes lo buscan para manifestarle alguna inconformidad. Eso apenas es la cereza del pastel.

No hace falta ser sabio para entender el “negocio redondo” que traen entre manos el administrador y el presidente municipal en ese espacio en donde se mueve gran parte del circulante del municipio.

Según se sabe: imponen multas a quien no acata los lineamientos establecidos, cobran los derechos de piso o rentas de lugares, fiscalizan a quienes llegan de los parajes y controlan el acceso a los baños.

Sólo en este último tema, que ha sido siempre causa de problemas en muchos ayuntamientos del país por la enorme corrupción que se da al nunca saber el destino de lo recaudado, encontraríamos que mes tras mes hay un recurso nada despreciable.

A la fecha, a nueve meses de tener el control de ese espacio, el destino final real, comprobable, de ese capital obtenido en la administración del mercado, se desconoce. ¡Ups!

El manejo es en completa opacidad y se ha convertido, al parecer, en la caja chica del “lic. Hortensio” y el “lic. Alfonso” (como le gusta que les digan).

A la par de esto, sería bueno que el presidente Alfonso Estrada explique por qué siguen cobrando el sueldo del Director de Protección Civil Municipal cuando en la antesala del Carnaval Zoque Coiteco él mismo despidió, de forma arbitraria y grosera, a Herminio López Sánchez, y no ha nombrado a nadie en su lugar.

Es decir, alguien dentro del Ayuntamiento se sigue “embolsando” el sueldo que otrora le correspondía al ahora exdirector cuando el puesto se encuentra acéfalo, pese a ser un espacio de suma importancia para los coitecos.

Este acto, más los que ya he ido documentando con antelación, son muestras palpables de la corrupción que se está dando en el Ayuntamiento de Ocozocoautla y es apenas la punta del iceberg de lo que se viene con o sin el consentimiento de Alfonso Estrada.

Repito, las cosas no le están saliendo al presidente municipal quien sigue cometiendo un sinnúmero de errores y acumula facturas que le van a pesar más adelante, y que están echando palas de tierra a los sueños truncados de su cuñado Rosemberg que anhela ser el sucesor.

Que alguien le susurre al oído, para que no lo asusten, que la omisión también es un delito y que la corrupción va a terminar siendo la bandera que mande a varios alcaldes sin padrinos de peso en las cúpulas a prisión.

Sobre todo porque uno de los ejes torales de la Cuarta Transformación, guste o no, es el combate a este flagelo y que en Ocozocoautla parecen abanderar sin entender el trasfondo de las cosas.

Si en otros tiempos el Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado, ahora Auditoría Superior del Estado, se hacía ojo de hormiga y ayudaba a los presidentes salientes a cuadrar sus cuentas públicas, en esta nueva forma de trazar las cosas saldrán bailando los que no sepan leer las notas musicales y que desconozcan a que se refiere el aforismo del maestro Reyes Heroles de la forma es fondo.

Más, aún, si en tan corto tiempo tienen al ayuntamiento patas arriba. Dicho está.

#MANJAR.- Si la misma base trabajadora de Cobach señala que la asamblea convocada por el Suicobach no los representa, ¿para qué quieren a Víctor Pinot Juárez entonces? Lo pregunto porque hasta ahorita no lo hemos visto dando nombres y ruedas de prensa en donde sindique a los culpables del quebranto financiero de la institución que defraudó a sus trabajadores, pese a su desmedida ambición de querer seguir guindado de esa teta de cuotas. La adicción no es buena y ya debería saberlo. Menos al dinero ajeno. #CámaraNoMeAgüito // “La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos; por lo tanto, actúa como corresponde, y ten cuidado de no entretenerte en nociones inadecuadas para la virtud y la naturaleza razonable”. Marco Aurelio. #LaFrase// La recomendación de hoy es el libro El sistema político mexicano de Daniel Cosío Villegas y el disco Spunk de Sex Pistols. // Recuerde: no compre mascotas, mejor  adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

                              

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.

Contacto directo al 961-167-8136

Twitter: @C_T1

Mail: palabrasdeotro@gmail.com

Loading Facebook Comments ...