CASTIGO PARA LOS ASESINOS DE RAFAEL MURÚA MANRÍQUEZ

0
67

El gremio periodístico, está en continuo duelo. Este domingo 20 fue asesinado en forma artera y cobarde el colega Rafael Murúa Manríquez, quien se desempeñaba como director y titular del noticiario de la Radio Comunitaria “Radiokashana”.

Horas antes de que su cuerpo fuera encontrado con impactos de bala en el pecho, al lado de una brecha, en el kilómetro 40 de la carretera Santa Rosalía-San Ignacio del municipio de Mulegé, del estado de Baja California Sur, había sido reportado por sus familiares como desaparecido.
Después de que fue localizado su automóvil, un Nissan Altima modelo 1998, blanco, en la calle 11, esquina con Constitución de esa municipalidad, testigos declararon que un comando armado lo había secuestrado.
Es de denunciarse, además, que como ha sucedido en anteriores casos de homicidios de periodistas, Rafael Murúa, el año pasado denunció haber recibido amenazas del presidente municipal de Mulegé, y así lo hizo constar en el siguiente texto que difundió en su momento: “En 52 días de gobierno de Felipe Prado he vivido más agresiones y abuso de autoridad que en los 6 años anteriores, desde que ejerzo el periodismo en mi natal Santa Rosalía”.
Sus compañeros de profesión en la entidad afirmaron que Murúa era crítico del gobierno municipal de Mulegé, a cargo de Felipe Prado, quien ha sido cuestionado por presuntas irregularidades en la licitación de obra pública.
Rafael Murúa Manríquez, de 34 años de edad, era licenciado en Periodismo por la Universidad de Sonora Unison; dejó en la orfandad a su esposa y tres hijos.
Péndulo de Chiapas se suma a la enérgica condena de este cobarde crimen. Junto al gremio periodístico organizado de México: Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos; Federación Latinoamericana de Periodistas; Club Primera Plana y Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, condenamos con toda energía este nuevo asesinato contra las libertades de prensa y expresión y respaldamos el llamado urgente al Fiscal Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo y al gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, para que a la brevedad se dé con los autores intelectuales y materiales del asesinado del colega Rafael Murúa Manríquez, máxime que se cuenta con la pista que denunció la propia víctima: las amenazas del presidente municipal de Mulegé, Felipe Prado.

¡No se calla la verdad, asesinando a periodistas!

Loading Facebook Comments ...