opinion en pendulo de chiapas

Buenos días Chiapas

Es el título de una vieja canción. También alguien podría hacer otra que se llame Abrazos no balazos. ¿Por qué no?
Y es que los pacifistas han utilizado diversas frases. Las podemos leer en la Biblia.
A fines de los 60’s se dio el movimiento hippi. Ellos gritaban: Let’s make love, not war.
Hagamos el amor, no la guerra.
Esto para que lo sepan los contras de que mi presidente, digamos que usó otras palabras, pero su intención es llegar a esa quimera, ilusión vana. Malhaya, el hombre, ignorante o universitario, jamás conocerá la paz mundial.
El caso es que en esos años en que los USA bombardearon sin piedad a Vietnam, millones de jóvenes de todo el mundo salían a las calles a pedirle al presidente yanqui que retirara de Vietnam.
Era el exactor Ronald Reagan.
No recuerdo si a él le tocó ordenar la retirada. El señalamiento y condena mundiales presionó a los gringos, quienes estaban desesperados porque sus tropas no podían con el heroico pueblo vietnamita; de ahí que les empezaron a tirar aquellas armar mortíferas, el napalm, cuyo fuego no se podía apagar hasta que se consumía el maldito químico que contenían esas bombas.
Bueno, eso no lo recuerdo Mr. Biden, pero, si en Cuba hay arrestos porque algunos manifestantes ya estaban saqueando tiendas. Condena y señala con índice de fuego al presidente Díaz Canel y lo califica de represor y violador de los derechos humanos.
¡Qué cachetes de Mr. Biden! Así son nuestros vecinos del norte; bueno, los perros capitalistas y la mayoría de los que integran el gobierno en todos sus niveles.
El pueblo, allá, también es bueno y sabio, le agrego noble y respetuoso.
Normales rurales. Fue en 1992. El insigne Vasconcelos era el secretario de educación pública, cuando se crea la primera normal rural mexicana en Tacámbaro, Michoacán.
Varias décadas, las normales rurales y los maestros misiones fueron una verdadera antorcha que iluminó al pueblo campesino. Fue la época de oro, la llamemos así.
Los egresados de las normales rurales sabían que su plaza estaría ubicada en “la punta del cerro”, pero con el mayor entusiasmo y patriotismo se trasladaban a esos recónditos lugares para combatir el analfabetismo y enseñarles a los hombres del campo los beneficios de la Revolución, sobre todo en el sexenio de Cárdenas, el grande, para mí.
¿Cuándo esas normales rurales empiezan a desvirtuarse?
Conozco a muchos egresados de la Mactu, algunos ya murieron, que casi no vivieron con su pueblo, con sus hermanos campesinos; porque sí provenían de ejidos muy pobres, pero cuando vieron que el sueldo de los maestros ya era bueno, y de que en las ciudades se podría obtener doble plaza, más las dos de la esposa, ¡al diablo” el socialismo, el redimir a los hermanoslabriegos.
Muchos de ellos, “aspiracionistas” ocuparon cargos de la SEP y otros de gobierno, estatal y federal y concluyeron que “el que no tranza no avanza”, de ahí que en poco tiempo dejaron las colonias magisteriales y del ISSSTE ¡fuchi! Esas son para la tlacuachada. Paco podría vivir en el mirador, pero dice que en su magisterial vive tranquilo con sus vecinos.
Bueno, lo anterior es para que leguemos a la corrupción que llegó a la mata, a las escuelas normales.
Los directores y otros cercanos vieron que del presupuesto les podría quedar el diezmo o más. De varios millones anuales ya sale para un carro de a millón.
Con toda seguridad de que fue después del gobernador Patrocinio cuando los alumnos empezaron a recibir billetes en el palacio.
Bahámaca los tiene de aliados para presionar para cuando Escandón Cadenas también les dé billuyos. Para mí, esa escuela se quedó sin ideología y pasó a ser un ariete de los maestros insaciables que no se conformarían ni ganando más que AMLO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here