Astillero / Priísmo, abuso sexual y basura

0
1120
opinion en pendulo de chiapas

Julio Hernández López

/ Tras Cuauhtémoc Gutiérrez // Roemer, Peña y Lavolpe // NL: Clara Luz censura parodia

Siete años después de la primera acusación pública y luego de un paréntesis que parecía haber dejado el expediente judicial en el archivo muerto, se ha girado orden de aprehensión contra Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, el principal sostén de la alicaída pero aún vigente estructura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Ciudad de México.
Gutiérrez de la Torre, conocido como El rey de la basura, heredero del negocio de la recolección de basura y su procesamiento, sería juzgado, junto a unas cuatro personas más, para definir culpabilidades en cuanto a trata de personas y asociación delictuosa.

En específico, se acusa a Gutiérrez y su equipo cercano de mantener una red de reclutamiento de mujeres para servicios sexuales tanto al líder priísta en mención como a personajes políticos de mayor nivel, a quienes se obsequiarían ese tipo de “favores”. La develación de este mecanismo de prostitución con cargo a un partido político se realizó en MVS, luego de que una reportera del equipo de Carmen Aristegui se presentó a las oficinas priístas capitalinas a conocer los términos de las ofertas de empleo que se hacían. Ahí informaron a “Daniela”, como luego se hizo llamar la reportera encubierta, que la contratación incluía la obligación de tener relaciones sexuales con el jefe Gutiérrez de la Torre.
La reactivación del caso del líder priísta en la Ciudad de México se produjo horas después de la manifestación de mujeres que llegó al Zócalo capitalino y, entre otras exigencias, incluyó la de retirar la candidatura morenista a gobernador de Guerrero al senador con licencia Félix Salgado Macedonio. Todo indica que dicha candidatura sigue en firme, sobre todo si se atiende la defensa del caso que en su conferencia mañanera de prensa hizo este martes el propio Presidente de la República.
Otro caso mediáticamente atractivo es el de Andrés Roemer, quien ha ocupado cargos diplomáticos y ha dirigido proyectos relacionados con el Grupo Azteca, de Ricardo Salinas Pliego, como La ciudad de las ideas. Ante las decenas de acusaciones de acoso y violencia sexual contra mujeres, Televisión Azteca, en su vertiente de ADN 40, suspendió sin mayor explicación un programa semanal que conducía el citado Roemer.

Televisa, por su parte, suspendió al actor Gonzalo Peña en la grabación de una telenovela, luego de que la actriz Daniela Berriel denunciara en Internet los abusos sexuales que sufrió de parte del citado Peña. Bueno, hasta el caso del director técnico de futbol profesional, el argentino Ricardo Lavolpe, señalado por acoso contra una podóloga del equipo Chivas, ha sido desempolvado. ¿Y el caso Guerrero? Nada especial. Todo listo para consolidar la candidatura morenista e iniciar campaña electoral.
El joven comediante llamado Lord Marco Polo ha estado haciendo parodias del momento electoral que se vive en Nuevo León. Tiene un personaje llamado Sena Thor, referido al senador Samuel García, candidato a gobernador cuyas andanzas parecieran guiones realizados especialmente para el pitorreo en redes.
Ya con la ex priísta Clara Luz Flores como candidata de Morena, el actor la incorporó a su elenco de humor, con el nombre de Karla Lucía y con la participación dominante de su esposo. Pero a la aspirante a gobernar no le gustó el trato recibido en esas piezas difundidas por Internet y, según denunció Marco Polo, presentó ante la fiscalía de delitos electorales de la entidad una denuncia en su contra, alegando violencia de género. El actor, quien escribe además los textos de sus producciones, prefirió eludir el litigio y solicitó a Clara Luz que le disculpara, para cerrar el caso.
Si eso hace la candidata cuando apenas busca el voto en su favor, ya se verán las reacciones de Clara Luz o Karla Lucía ante la crítica, la seria o la humorística, si llega al poder. Si una pizca de sentido común aterrizara en las cercanías de la candidata “morenista”, bien haría en retirar tan ridícula denuncia y reírse un poco de ella misma. ¡Hasta mañana!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here