opinion en pendulo de chiapas

Julio Hernández López

// AMLO incluye dos nombres // Monreal, ¿en vía de perdón?

La presentación del nuevo membrete opositor no significó mayor cosa, ni en términos de pronunciamientos ni de objetivos: “Unid@s”, la denominación anunciada ayer, es más de lo mismo; segmento opositor unifacético (una misma cara, a fin de cuentas).
Es decir, se busca empujar a los partidos que quedan después del Alitazo (Acción Nacional, lo que queda del PRD y guiños al esquivo Movimiento Ciudadano) para que firmen compromisos con la “sociedad civil”, entre ellos el de presentar un solo candidato contra Morena y sus aliados pues, según luego tuiteó uno de los oradores, Emilio Álvarez Icaza “será un grave error de la oposición si no es capaz de entender que dividida le facilita a @lopezobrador_ mantener su destructivo proyecto”.

El nuevo intento unitario de esta oposición empresarial (Gustavo de Hoyos habló en nombre del combo gerencial que integra con Claudio X. González, quien no estuvo como orador) y partidista (el PAN como única estructura real, por sí mismo y con ramales de la “sociedad civil”) pretende cerrar el paso a una candidatura presidencial priísta, sobre todo si ésta fuera encabezada por el gobernador saliente de Oaxaca, Alejandro Murat, tan entendido con el obradorismo que el Presidente de la República ha anunciado su participación en un homenaje que le harán antes de dejar la gubernatura.

El claudiopanismo también busca evitar una postulación de Movimiento Ciudadano, con el alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas, o incluso alguna escisión del morenismo, como podría suceder con Ricardo Monreal, de larga y estrecha relación con Dante Delgado, el principal accionista de MC, o Marcelo Ebrard. En realidad, al proyecto 4T le convendría empujar una candidatura priísta y/o una escisión convenida (Monreal o Ebrard), para dividir ese voto opositor.

Por lo pronto, el Presidente incluyó en su baraja mañanera dos cartas hasta ahora desdeñadas. Notable fue el mencionar a Ricardo Monreal, el coordinador de senadores morenistas que a dueto con Adán Augusto López Hernández logró maniobrar lo suficiente para que se aprobara la permanencia de las fuerzas armadas en la Guardia Nacional hasta 2028. La mención de Monreal, al añadirlo a la tercia oficial, Sheinbaum, Ebrard y López Hernández, suena al pago político que se ha mencionado que el secretario de Gobernación ofreció al zacatecano si realmente ayudaba a sacar adelante la iniciativa de permanencia militar.

Faltaría una reunión en Palacio Nacional con Monreal al frente de la bancada morenista. Y también faltará ver si el senador “rebelde” acepta las condiciones ya fijadas para la designación de la candidatura presidencial 2024, en específico las encuestas de opinión que Monreal repele por considerar que no reflejan una realidad colectiva, sino un procesamiento individual o de cúpula.

Fernández Noroña tampoco suscita emociones políticas en Palacio Nacional. Pero es la propuesta del Partido del Trabajo para ese procesamiento demoscópico que harán los partidos aliados: Morena, con su tercia de una; el del Trabajo, con el diputado Fernández Noroña (que no está afiliado a ningún partido), y el Verde, que aún no perfila su propuesta sabidamente perdedora en cuanto a la suerte principal (que decidirá Morena), pero le servirá para continuar en su papel de parasitismo útil que ha jugado en diversos sexenios con diversos ocupantes de la silla presidencial.

Astillas
El panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca, ya ex gobernador de Tamaulipas, dejó un desorden administrativo enorme, deudas y evidencias de saqueo y corrupción, según han señalado el entrante, Américo Villarreal, y algunos de sus funcionarios. Omar Castañeda, diputado federal de Morena, presentó una iniciativa para que la Sedena y la Marina puedan operar una línea aérea. De aprobarse, sería una cesión más de lo civil a lo militar…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here