Armas de Acteal, aún disparan

0
12

Por Carlos Rafael Coutiño Camacho. – Las armas que dieron muerte a los 46 indígenas en la comunidad de Acteal en Chenalhó, están aún en el pueblo, así como los paramilitares que intervinieron en ese momento, expuso Lázaro Arias Gómez, vocero de los sobrevivientes de aquel 22 de diciembre de 1997.
Fue un hecho reprobable, no se trata de que se mueran, se trata de hacer justicia, pero también de hacer realidad un proceso de paz en la zona, pues no se puede hablar de tranquilidad, cuando la gente sigue confrontada, con miedo, huye constantemente de sus hogares.
El declarante, recordó que el gobierno los buscó a los paramilitares un lugar donde vivir, sin embargo, en vez de juzgarlos, los premiaron y terminaron vendiendo sus casas, sus terrenos en Tierra Caliente y finalmente se apoderaron de tierras en la denominada zona de Acteal.
Si bien es cierto, que en no hay un riesgo como pasó en el 97, si es cierto que la hay una tensa calma, por eso lo que ellos quieren de parte del gobierno de López Obrador, es que se dé solución y reparación y reconocimiento de la verdad de los hechos de esa noche en la comunidad.
Lázaro Hernández, insistió en que el pueblo está armado, no hubo un proceso de desarme de parte de la policía o ejército, esas armas siguen escondidas, se puede escuchar nuevamente disparos al aire, lo que demuestra su dicho, sobre todo en partes donde viven a los que se les califica como paramilitares.
A casi 21 años de cumplirse el artero crimen en contra de hombres, mujeres embarazadas y menores de edad, hoy los sobrevivientes, dicen que no están dispuestos a que ese evento se repita, menos que la gente se les siga atendiendo como si nada pasara en Chenalhó.

Loading Facebook Comments ...