A dos años del masivo despido

0
187

A dos años del masivo despido de trabajadores al servicio del gobierno del estado en Chiapas, muchas han sido las críticas por las excesivas recontrataciones que, a pocos meses de lo ocurrido, se dieron en la mayoría de las dependencias estatales, no obstante, la presunta inexistencia de recursos que fuesen suficientes para pagos de salarios y prestaciones.
Fue inaudito, que pese a haber despedido a tanta gente, el gobierno siga igual en su excesivo gasto corriente y todavía, con faltantes económicos para el pago de retroactivos y prestaciones devengadas por sus trabajadores, quienes, en pasados días, se manifestaron externando sus inconformidades.
Muchas fueron las reacciones ante estos hechos, pero pocas las presiones para el esclarecimiento, en la administración todavía activa, de Manuel Velasco Coello, del destino de los recursos que faltan a Chiapas, por ejemplo, de los más de 600 millones de pesos que faltan para el pago a los afectados por el sismo del pasado 7S.
Todo pareciera un distractor, artimañas políticas de la vieja escuela, para evitar los temas que de verdad interesan, algo así como nuestro “chupacabras” moderno.
Es necesario, conocer el por qué, pese al nulo avance en materia de infraestructura educativa, de salud, cultura, comunicaciones entre otros, dónde quedaron los recursos para disminuir la multimillonaria deuda que dejó Juan Sabines Guerrero y que encareció aún más Manuel Velasco Coello.
Debería existir un frente social, y luchar para dar fin a la impunidad de las administraciones estatales y municipales como la de FERCACA, por citar algún ejemplo.
Deberíamos los chiapanecos contraponernos a los que afectan y han afectado a la entidad, lacerando la economía, la estabilidad y paz social, pero sobre todo, el futuro y la imagen que los chiapanecos tenemos, para el resto del país y el mundo entero.

Loading Facebook Comments ...