opinion en pendulo de chiapas

Buenos días Chiapas

Hay padres y madres que no quieren exponer a sus hijos. Aceptado. Pero ya muchos maestros que quieren regresar a las aulas expusieron que no es posible manejar al grupo y estar frente a la pantalla.

Aquellos padres que, de plano no mandarán a sus hijos a la escuela, perderán el año escolar.
Maestros y padres entrarán en un divisionismo peor que en Afganistán.
No vaya usted a creer que Bahámaca y Falconi tienen a los maestros a un chasquido de pulgar y dedo medio, para nada; cuando menos la mitad de los maestros, los responsables aceptaeron trabajar en aulas.

Hay muchos, puedo decir que centenas de maestros que tiene su ranchito y ahí se la pasan cinco días y trabajan solamente uno o dos.
Así llevan más de un año y ya vieron cómo les está rindiendo el sueldo y lo que produce el ranchito.
Esto ya entró en una degeneración increíble pero cierta.
Los docentes reclamaban vacunas por Covid se siguen dando con o sin vacunación, pero hay más casos de los que no se vacunaron.
También hay contagios aparentemente débiles, ni siquiera sienten falta de aire, pero un trombito llega al corazón y adiós.
Muchos están cayendo en las banquetas.

Hay infartos que no avisan, esto es que no hay síntomas previos.
Algunos son falta de aire, se respira hondo pero se siente que no llega a los pulmones.
Otros tienen vómito previo, dolor del brazo izquierdo, de la mandíbula y otros.
Los maestros ganan lo suficiente como para consultar con un cardio.
Mil pesos se gastan en una ida a la garrapata.

No podemos estar encerrados 22 y 23. Esta pandemia se va para el 24, dicen los que saben.
Como ya un personaje de la UNAM dijo que el feminicidio es un acto de amor.
Apoyando en esa declaración yo propongo que en las escuelas que abran se coloque una manta con la frase: sin miedo a la muerte.
Los huleros, aunque no salgan de su casa, aunque estén vacunados, ahí les pegará el aire.
Y es que no mata el rayo ni el virus, mata la raya.
Los niños y jóvenes deben ya estar platicando, lo que se dice socialiación.
Ha daños psicológicos que todavía pueden ser reversibles, pero cuatro años de encierro, quién sabe qué clase de generación tendremos dentro de 10 años, cuando los niños sean mayores de edad.

Hay casos en que, por el trauma en la niñez han matado a sus padres y/o abuelos.
Vamos pues convenciendo a los huleros de que del destino nadie escapa, que el destino siempre nos alcanza.
Mucho se ha dicho ya de que por los maestros, cada vez menos están contra la 4T, el presidente ya no pudo estar en la mañanera.
Se han soltado miles de opiniones.

Desde luego que muchos decían: esos maestros exigen a ritos una madriza, no respetan ni a su madre, menos al presidente.
AMLO, para mí, que les dio una lección, porque cada vez más padres de familia se están dando cuenta con qué clase de maestros están sus hijos.
Esta vez, para mí, que el presidente ganó la partida y se las partió ante el pueblo de Chiapas y México.
Pero también propongo, que se realice un foro abierto en un auditorio. Estarían autoridades educativas, Bahámaca y Falconi, notarios, cuando menos dos, todos los medios y, ahora sí, verdolagas, escupan, digan qué es lo que no les cumple la 4T.
Digan también cuánto era el billete que el güero les daba a los líderes del magisterio y de la mactu.
Sería bueno escuchar ese foro abierto a calzón quitado. No cree usted?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here