Ivermectina y Azitromicina, son dos medicamentos que se han vendido en las farmacias privadas y que está agotado por el momento, dijo el Secretario de Salud, José Manuel Cruz Castellanos, quien reconoció que ayuda pero no cura el COVID-19.

Se ha dicho que el efecto es positivo, pero no se puede etiquetar, el problema es que la cultura de todos los ciudadanos, es el automedicarse, como se ha dicho que es bueno, por eso la población está comprándolo, pero el problema es como se aplica al paciente.

Lo que la población debe saber, es que hay 10 mil tratamientos, para así poder utilizarlos, si la población lo requiere, la Secretaría está pendiente para entregar el medicamento a quienes realmente lo necesiten, pero además con los servicios ambulatorios, se dará mejor atención.

Los medicamentos que requiera la población, se les tiene que dotar, porque la salud es un derecho humano, no se puede estar jugando ni permitiendo que no se otorgue lo que la población necesita para estar bien, subrayó el entrevistado, quien puso un ejemplo en el caso del municipio de Palenque.

Cruz Castellanos, dijo también que hay que estar atentos, para que no entre por el mercado negro, aunque eso no se va a permitir, si es cierto que, se estará avisando en cada centro hospitalario, que el gobierno tiene lo que sea necesario, para así respaldar la salud de todos.

Finalmente, los chiapanecos, han puesto estos medicamentos como algunos de tipo natural, como milagrosos para el tratamiento, no es curativo, pero si un analgésico que permite tener una mejor estancia y no presentar cuadros fuertes de asfixia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí